Blogia
Facultalandia

Selección de Poemas

Autor: Ariel Montenegro Valhuerdi

Presencia

 

Ayer te vi, para mí es eso suficiente,

Renacen mis pupilas, desde ayer henchidas,

Henchidas por la luz que tu presencia empina.

 

Te vi ayer, vestida de forma ocasional

Sin embargo mi alma se atilda para verte

Se atilda, se engalana, pues sabe el alma mía

Que no hay mejor momento para mostrarse altiva.

 

Por verte ayer rebosan de aire mis pulmones

Aire limpio que traes con perfume a mi vida

Vida que sin tu aire se ahoga en la impotencia

De respirar lo sano sólo con tu presencia.

 

De verte sólo ayer se mueren mis poemas:

Torrente inadvertido que cabalga por ti

Sólo Dios sabe cuando yo he de volver a verte

Y sólo tú has de decirme si volveré a escribir.

 

15/07/2006 12:06 PM

 

 

Desnuda

 

Tenerte desnuda es...

Abrazar la gloria en un metro y sesenta centímetros.

 

Verte desnuda es...

Reducir al cuadro de los ojos

la infinidad del universo mismo

El que a su vez es ínfimo

Estando tú sin ropa.

 

Verte desnuda es...

compadecerse de tu vestido derrotado

Que retenía agonizante y quejumbroso

A tu hermosura pujante y vigorosa.

 

Tocarte desnuda es...

Quemarse las manos

En el fuego refrescante de tu tacto.

Torturar al corazón sobrecargado

Con el placer que aún no creen

Los dedos suplicantes.

 

Besarte desnuda es...

Degustar una mujer gourmet

Con un toque de criollez y fina seda.

Llevar a los labios

El elixir de la vida

que alcanza para todos,

Pero que sólo a mí se me permite.

 

Y hacerte el amor...

Hacerte el amor... no sé

Porque al igual que el plumaje estrepitoso

De un pavo real que casi grazna

Jamás se acerca al canto agudo y sano

Del canario sencillo en la mañana

También hay veces que las manos mudas

No son capaces de decir a versos

Con mil palabras lo que siente el alma.

 

18/07/2006 2:26 PM

 

 

Utopías

 

Hacerte venir, que me quieras,

Por hoy utopía, tal vez profecía,

Sueño alcanzable o no

¿Quién sabe? No tú:

Menos yo.

 

Poeta me dicen, orgullo inevitable,

Dicha que intento creer en boca de otros

Y que a veces creo

De lo contrario,

Cómo podría hacerte leer mi suplica exprimida

Sin antes haber estado seguro,

Por un segundo al menos,

De que algo valen,

De que te merecen, incluso,

De que las mereces sólo por ser tú.

 

Creo al fin que, aún no soy poeta,

Espero serlo,

Dedicación y ganas no me faltan,

Por hoy utopía, tal vez profecía,

No lo sabe el verso,

Menos yo.

 

Es posible entonces que,

Como aún no soy poeta serio,

Tampoco esté en posición

De aspirar a algo serio,

Si de ti se habla.

 

Poeta y amante, ambas mi pasión,

No lo logro aún,

Y no por falta de ganas y dedicación.

Por hoy utopías, tal vez profecías.

¿Quién sabe?

No lo sabe el verso, no lo sabes tú:

Menos lo sé yo.

25/07/2006 4:00 PM

 

 

El amor del soldado

 

Se enamoró el soldado, el asesino.

Se enamoró de una mujer que alumbra,

Que resume en su presencia

Las bellezas que el cielo y la tierra se disputan,

De una mujer que ha de tener

La cara de la vida si es que esta tiene alguna.

 

Se exprime los sesos el soldado:

Para amar e idolatrar no fue entrenado.

 

Decidido a morir si no era amado

Arrancó del suelo alimentado por sus muertos

La primera rosa regada con su sangre

-¡Qué paradoja que la muerte engendre amor!-

 

Se acercó a la musa el sátiro sangriento

Con la flor en una mano y en la otra

La pistola invicta para suicidarse

De recibir la respuesta indeseada.

Y fue tal la confusión del Marte enamorado

Que así dijo a su Venus deslumbrante:

-Si no aceptas el tiro que con mi arma quiero darte,

Me disparo amor con esta flor en la cabeza.

 

10/09/2006 17:41

 

Sabes que es para ti

 

No es lujuria, mujer, por lo que escribo.

No escribo tampoco por amor.

Es el deseo, mujer, de poseer un ángel.

Yo no te pido el alma, mujer, si es que lo amas

No te pido que te mueras por mi amor,

Sólo te pido repetir los besos de esa noche

En que fuimos víctimas del cielo y frente al mar,

Rompiste el juramento que le hiciste a otro

Que lejos se encontraba.

 

No es pecado, mujer, lo que vivimos,

Nada puede ser pecado y milagro al mismo tiempo

Y milagro es el roce de tus labios

Conjugados en pretéritos inútiles

Y en futuros de oscuridad inciertos.

 

¿Qué importa lo que digan?

No hay nadie ahora, estamos solos

¿Acaso un hombre que está ausente

Podrá arruinar este momento?

Tal vez él te idolatre,

Tal vez él sea tu vida,

Pero soy yo el que está a tu lado.

 

No te pido, mujer, que de él te olvides

Porque aunque lo quisiera sé bien que es demasiado.

Mas por mucho que él te ame, mujer, yo te aseguro

De que su amor jamás iguala

A la llama que ruge en mis entrañas

Y que sólo apaga tu aliento unido con el mío.

 

Eres un ángel, mujer y el un mortal,

Si tú, divina, fuiste víctima de la soledad y la distancia entre los dos

¿No es acaso posible que otra haya jugado el papel

Que juego yo en esta historia complicada?

 

Si tanto lo amas, mujer, y tanto te deseo yo,

Entonces, mujer, me conformo con tenerte entre mis brazos

Dale a él el corazón

Y a mí me dejas los besos que salen de tus labios.

08:48 31/10/06

 

Ángel caído

 

Murió mi ángel de amor,

De apenas tres primaveras

Injusta es la vida, pues

Debió llevarme a su vera.

 

Del otro lado del mar

Reposa mi ángel raído:

Del otro lado del Dios

Las nubes serán su nido.

 

¿Acaso es justa la muerte

Arrancándolo a mi celo?

Si es mi hijo un ángel, pues...

¿No le pertenece al cielo?

 

14/11/2006 1:13

 

 

 

 

La suerte

 

La suerte, mujer, la suerte...

No sería besarte y escuchar de tu labios que me amas.

 

La suerte, mujer, la suerte...

No sería dormir o desdormir contigo.

 

La suerte, mujer, la suerte...

No sería la envidia de otros hombres.

 

La suerte ES, mujer...

Adorarte y vivir por conquistarte...

 

Lo otro serían consecuencias.

 

14/11/2006 1:20

 

 

 

 

 

Carta

 

No es despecho mi motivo

Ni tampoco una estrategia

Para que tú avergonzada

A los brazos míos vuelvas.

 

Al final de la jornada

Y sacando bien mis cuentas

Hasta las mismas estrellas

Están compuestas de piedra.

 

No voy a nombrar tus culpas,

pues no quiero avergonzarte,

Pero el Amor no es el sexo:

El Amor es como un arte.

 

Y tú pronuncias Amor

Con tanta vil lozanía

Que haces que este se vea

Más inútil todavía.

 

No te odio, mujer,

Ni siquiera me das pena,

No sé ni porque te escribo:

¡Pues no mereces poemas!

 

24/11/06 06:25 PM

 

 

 

 


 

 

Recuento

 

 

Lo mejor de ella

Eran sus besos.

 

Lo mejor de esa

Eran sus ojos.

 

Lo mejor de aquella

Sus palabras.

 

Lo mejor de fulana

Su cintura.

 

Lo mejor de mengana

Su armadura.

 

Lo mejor de zutana

Su soltura.

 

Lo mejor de mí

Son todas ellas

15/01/2007 20:05

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Dayana -

Me ha encantado este blog... me recuerda mucho mis años en La Habana... en Fcom... Desde la distancia me da nostalgia, pero a la vez una gran alegría... pues puedo tener cerca tantos sueños... tantos recuerdos!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres